Hot 

Si algún día la humanidad llegara a mudarse a Marte, lo más probable es que las casas de sus habitantes también acabaran equipadas con muebles de Ikea.